Open top menu



Las empresas deben centrarse entonces en los retos clave para precisar su estrategia para la Red, uno de los cuáles tiene que ver con la capacidad de innovación: no toda presencia de negocio en Internet tiene que ser por naturaleza innovadora. Por ser algo significativamente nuevo, debe incorporar componentes distintivos para desempeñar carencias que otros negocios tradicionales análogos no pueden satisfacer de la misma manera.

Otro desafío que suscita el comercio electrónico en las empresas es el potencial de integración. ¿De qué manera se logra integrar Internet en los negocios y coordinar las diferentas iniciativas de la compañía para sacarle el máximo rendimiento? En este contexto se vuelve necesario combinar las aplicaciones del e-business con los procesos globales de la empresa, surgiendo aquí un concepto actualmente muy de moda, que es el de Integración de Aplicaciones Empresariales (o EAI, en sus siglas en inglés).



Muy a menudo las empresas no logran aprovechar a escala global los éxitos locales, a causa de la complejidad de los problemas que afectan a la internacionalización de sus aplicaciones e-business por l que fenómeno de la globalización que subyace a la Red es otro reto a afrontar.

Otro desafío importante que el comercio electrónico implica es la construcción de confianza, concepto clave para cualquier transacción comercial. Internet no es un medio físico y, por ello, algunos de los elementos que generan confianza en el mundo real no se aplican a la Red.

Existen varios estudios acerca de los indicadores de éxito de un sitio web de comercio electrónico, y uno de los más relevantes es el que evalúa la compra repetida, esto es, aquélla en la que un cliente ha quedado tan satisfecho que repite su proceso de compra. Esta variable es conocida como lealtad del cliente, hay que usar mecanismos que garanticen confianza entre las partes que llevarán a cabo la transacción comercial.

En España, por ejemplo, el porcentaje de hogares con conexión a Internet continúa su tendencia creciente, alcanzando en el último trimestre de 2006 el 33,9%. Hay 1,4 millones de hogares más con conexión a Internet que hace un año.

Por primera vez, más de 10,3 millones de usuarios de Internet de 15 y más años acceden al servicio desde su hogar. El 48,9% de las personas mayores de 15 años han accedido a Internet en alguna ocasión, de las cuales el 31,6% lo hizo en la última semana, 5,3 puntos porcentuales más que el trimestre anterior.

El mercado de Internet se incrementó hasta los 356,2 millones de euros, principalmente por el aumento del acceso mediante tecnología ADSL. Esto se ha reflejado en el gasto medio por hogar y mes, que ha aumentado considerablemente en el último trimestre (casi 3 euros) hasta los 26,2 €.



Por otro lado me gustaría señalar las Principales formas de pago en Internet en el año 2006 para que nos hagamos una idea general.



Otro factor a tener en cuenta en el comercio electrónico es la supresión de intermediarios y la transformación de las fases de negocio en la cadena de valor. ¿Están destinados a desaparecer los intermediarios en el comercio electrónico en favor de vínculos más directos entre las compañías y los consumidores?. Esta cuestión ha provocado predicciones como uno de los efectos del e-commerce.

El comercio electrónico está impulsando la formación de nuevos modelos de negocio y nuevas funciones para los intermediarios;

1.- Búsqueda y evaluación del producto (el cliente delega una parte del proceso de búsqueda del producto en el intermediario, quien también suministra un control de calidad y evaluación del producto).

2.- Valoración de necesidades (no siempre los clientes poseen el conocimiento necesario para evaluar sus necesidades e identificar productos que las cumplirán eficazmente).

3.- Manejo de los riesgos de la operación (servicio que proporcionan algunos intermediarios para reducir la exposición del cliente a los posibles riesgos de la transacción on line).

4.- Distribución de los productos (factor crítico en el comercio electrónico)
Tagged

0 comentarios